::AstroCoach.com.ar::






Si queres tener una consulta personalizada, contactame a consultas@astrocoach.com.ar


Astrologia en Revista Rouge

Vínculos de Padres e Hijos a través de la astrología - Parte II 


Por Natalia Porro (*)

La astrología, con su perspectiva en la psique humana, es una herramienta fundamental en este ámbito.

Leo

Leo-Aries: esta combinación se caracteriza por una constante pero a la vez sana fricción; que por momentos lleva a tener duelos verbales. Ambos nativos son complejos y dinámicos, y su saludable espíritu de competencia los incita a menudo a excederse. La ventaja máxima de la relación es la admiración genuina por el otro.

Leo-Tauro: la relación entre ellos es de un profundo e incondicional amor. Entienden cada pensamientos y deseo del otro, casi siempre sin necesidad de explicitarlos. Los dos signos son ambiciosos pero buscan diferentes cosas de la vida. Leo anhela fama y fortuna, mientras que Tauro desea seguridad y estabilidad.

Leo-Géminis: entre ellos, a menudo, existe un vínculo de alegría y mucho juego. Ambos nativos poseen una actitud optimista y esperanzada de la vida.; se llevan muy bien. Géminis es un pensador nato y prefiere la ruta intelectual para la exploración de las cosas, mientras que Leo es un hacedor y le agrada experimentar.

Leo-Cáncer: viven una intensa relación que emite empatía y misticismo. Entre ellos, son emocionalmente dependientes, necesitando apoyo y cuidado de manera constante. A los progenitores les gusta presumir mientras que el hijo prefiere el bajo perfil. Ambos saben disfrutar de una familia unida.

Leo-Leo: forman una insuperable combinación; de mucha sincronicidad. Tanto los padres como el hijo son muy populares y les gusta ser el centro de atención, con lo cual la vida social que tienen es muy amplia. Ellos pueden satisfacer la necesidad mutua de atención constante y adoración.

Leo-Virgo: parece, a simple vista, que tienen poco en común: Leo es vistoso y dominante mientras que Virgo es reservado e introspectivo. Sin embargo, pueden formar un maravilloso vínculo a pesar de las diferencias. Los padres de Leo pueden ensanchar el horizonte del hijo pero son incapaces de entender la obsesión con la perfección.

Leo-Libra: forman un vínculo cooperativo y de sumo compromiso. Este dúo tiene una mucha transparencia en los sentimientos para con el otro. El hijo de Libra es indeciso y vacilante. Leo; al ser más firme, puede ayudarlo a tomar determinaciones. También lo solventarán a ser más relajado y espontáneo.

Leo-Escorpio: juntos son dinamita; forman una combinación explosiva que produce un vigoroso encuentro. Escorpio necesita ser respetado y necesitado mientras que Leo quiere ser agasajado y congratulado. Se aferran posesivamente al otro. Los dos son personalidades fuertes con una composición mental completamente diferente.

Leo-Sagitario: ambos disfrutan de una vida dinámica y activa con respeto genuino y admiración para el otro. Los dos signos son carismáticos y encantadores formando una familia que logra ser popular en su entorno. Leo tiene una personalidad gregaria junto con una necesidad de dominar los procedimientos. En cambio, Sagitario tiene una inclinación filosófica mental tomándose su tiempo para conseguir lo que quiere.

Leo-Capricornio: forman una unión favorable; cada uno es una fuente de inspiración para el otro; aunque superficialmente parezcan ser drásticamente diferentes. Ambos buscan consuelo material para lograr seguridad interior y se preparan trabajando día a día para alcanzar sus metas. Leo, por momentos, delega responsabilidades que Capricornio las cumple eficientemente.

Leo-Acuario: juntos forman un equipo notable aunque deben evitar competir entre ellos. Acuario y Leo, al ser signos mutuamente compatibles les permite ser grandes amigos además de parientes. A los dos les atrae lo nuevo y lo exótico. Leo admira la visión de Acuario, mientras que éste aprecia el carisma y la dignidad de sus padres.

Leo-Piscis: ambos sueñan a lo grande descubriendo mucho más que lo que hubiera hecho por separado. Se cuidan auténticamente entre ellos. Piscis tiene un deseo feroz de amar y ser amado y Leo cubre esta necesidad. Leo protege al manso hijo de Piscis manso y lo motiva para lanzarlo al mundo. Las discordancias entre ellos son muy raras.

Virgo

Virgo-Aries: qué poco parece tener en común este vínculo. Esta relación necesita de tiempo y paciencia para desarrollarse. Tendrán que aprender a respetar el punto de vista del otro. Aries es normalmente agresivo e insistente mientras que Virgo es callado, tímido y obsesionado por el detalle.

Virgo-Tauro: la relación entre ellos crece y madura con el paso del tiempo. Aunque pueden perturbarse de vez en cuando, construyen en forma permanente un fuerte lazo sentimental. Esta combinación disfruta de los beneficios de viabilidad y sentido común. Padres e hijos tienen fuertes ideales y valores.

Virgo-Géminis: tendrán que darse espacio para no sofocarse si quieren nutrir su relación. Tienen acercamientos muy diferentes a la vida: Virgo es práctico y sensato, mientras que Géminis es frívolo y errático. Virgo encuentra en su hijo una falta de sustancia que le es difícil de entender.

Virgo-Cáncer: ambos disfrutan de una relación práctica que sirve como sostén principal de la familia. Este dúo es sincero con un sentido desarrollado de propósitos y metas. Virgo admira la fuerte sensibilidad de Cáncer, mientras que éste aprecia la flexibilidad mental de Virgo. Pueden aprender mucho cuando miran el mundo a través de la perspectiva del otro.

Virgo-Leo: Leo es extrovertido, dominante, fascinador y hasta con un poco de mal genio y Virgo es callado y aislado prefiriendo el anonimato al glamour y al reconocimiento. El padre de Virgo aprecia el olfato creativo de Leo. El error fundamental de Leo es tomarse personalmente las críticas de Virgo.

Virgo-Virgo: forman una unión organizada y dichosa. Sus esfuerzos prácticos y diligentes crean una eficaz y afectuosa familia. Su inherente actitud pragmática asegurará que los conflictos sean resueltos sin pasar a mayores. El punto fuerte de esta relación es la habilidad de comunicar todo, clara y abiertamente.

Virgo-Libra: necesitan tener una relación que les brinde seguridad. Ambos sienten amor por la belleza y la cultura. Los conflictos pueden surgir cuando Virgo se sobrepasa con la exigencia y la meticulosidad o Libra con la manipulación. En definitiva, no se podrán entender todo el tiempo, pero pueden resolver sus diferencias rápidamente.

Virgo-Escorpio: la de ellos, es una relación basada en la lealtad y la fidelidad. No existe nada que ellos no harían por el otro. La rapidez y habilidad de Virgo combinadas con la devoción de Escorpio hacen de esta unión un equipo victorioso. A esta familia le gusta la reserva; no están inclinados a socializar.

Virgo-Sagitario: Sagitario es un alma inquieta que siempre está al acecho de descubrir nuevos horizontes, mientras que Virgo posee un acercamiento práctico en cada paso que da. Los dos tienen distintas perspectivas de la vida. Puede ser duro para Sagitario aceptar la lógica de Virgo. Al mismo tiempo, puede ser difícil para Virgo contemplar la inquietud de Sagitario.

Virgo-Capricornio: forman una relación familiar pragmática y sensata. Padres e hijo son racionales e inteligentes, y esperan mucho del otro. Disfrutan auténticamente de estar en compañía. Ninguno tiene rabietas emocionales siendo nativos fidedignos y conservadores. Virgo aprecia la dedicación y tenacidad de su hijo. Capricornio admira la protección de sus progenitores.

Virgo-Acuario: tienen una relación compleja. Ambos son capaces de sacar lo mejor y lo peor del otro. No siempre pueden lograr armonía como familia, pero puede ser una experiencia de aprendizaje real para los dos. Virgo disfruta del orden y la organización en cada situación. Acuario se aburre de la rutina siendo temperamental y obstinado. Virgo le gusta hacer las cosas metódicamente con el menor alboroto posible.

Virgo-Piscis: tienen una relación equilibrada y firme. A pesar de ser signos opuestos, tienden a equilibrarse ya que se complementan. Virgo aprecia la apacibilidad y la bondad de Piscis. Su devoción reciproca es apreciada por el resto de la familia. Virgo se obligará con la ayuda pisciana a aprender nuevas cosas; místicas y artísticas.

Libra

Libra-Aries: estos signos están a 180 grados de distancia en el zodíaco. A pesar de este largo trayecto entre sí, la relación familiar es compatible. Cada signo posee lo que al otro le falta. Libra, con su natural armonía, sostiene el amor del clan aportando compañerismo y equilibrio. Por otro lado, Aries es más firme que Libra para la toma de decisiones.

Libra-Tauro: ambos necesitan seguridad y apoyo de la familia. Se proporcionan amor por el arte, la poesía y las cuestiones más refinadas de la vida. Aunque no siempre estén de acuerdo en todo, le dan la bienvenida al otro punto de vista. La indecisión de Libra puede irritar a Tauro. Las actividades compartidas son importantes para esta familia.

Libra-Géminis: su vínculo es reconocido por la fuerte reciprocidad de ambos. Disfrutan de los entretenimientos intelectuales y se estremecen al estimularse mentalmente. Libra crece en la búsqueda de la libertad de pensamiento y en aprender a mirar los diferentes lados de un mismo argumento. Géminis puede apreciar la armonía de Libra.

Libra-Cáncer: ambos encajan estrechamente en el vínculo como dos piezas de un rompecabezas. Se reconocen y respetan. El progenitor de Libra puede ayudar al hijo de Cáncer a ver lados diferentes de una misma situación, en lugar de tomar una decisión precipitada antes de conocer todas las opciones.

Libra-Leo: comparten la comprensión intuitiva del funcionamiento interno de la mente del otro. Los temperamentos de ellos son sumamente diferentes; Leo es sugestivo y Libra es refinado. La actitud de confrontación de Leo es opuesta a la naturaleza diplomática y pacifica de Libra. De vez en cuando, Libra puede pensar que Leo es irrespetuoso.

Libra-Virgo: el consuelo y la seguridad material son importantes para ambos. Virgo y Libra pueden trabajar juntos eficazmente ya que existen metas comunes y similitud en los métodos para lograrlos. El aspecto más favorable de esta relación es el deseo de ambos de llevar una vida organizada.

Libra-Libra: buscan la armonía en todo lo que está a su alrededor tratando de equilibrar sus actividades. La devoción y el compromiso hacia la familia son incomparables. Sin embargo, tienen una falta de autodominio que los hacen débiles e indecisos. Al tener la misma esencia, uno se anticipa a los requerimientos del otro.

Libra-Escorpio: tienen una relación estimulante. La espontaneidad de Libra puede ayudar a Escorpio a salir de su eje. Las habilidades sociales de Libra junto con la determinación de Escorpio pueden extender la mano hacia lo imposible. La dificultad entre ellos se da entre la apertura libriana y el misterio escorpiano.

Libra-Sagitario: ambos se hallan en el paraíso en cada abrazo que se brindan. Sagitario es un explorador; constantemente moviéndose en busca de mayor conocimiento y sabiduría. Libra, con su mente perspicaz, es capaz de seguirle el tren a Sagitario. Los intereses compartidos aseguran que la comunicación y el entusiasmo fluyan sin barreras.

Libra-Capricornio: tendrán que trabajar para lograr la armonía en su relación. Mientras Libra opera en una esfera introspectiva e intelectual, Capricornio prefiere estar en un ambiente solitario. Sus destinos pisan caminos diferentes y el hecho de reconocer y aceptar estas discrepancias los llevará a reconciliarse con la vida.

Libra-Acuario: esta relación está lejos del estancamiento. A Acuario le gusta la libertad de experimentar nuevas ideas. Libra tiene la amplitud de miras necesaria para poder mirar todo lo que le propongan. Construyen juntos el prolijo trabajo de respetar los límites personales del otro. Forman una familia exitosa y fructífera.

Libra-Piscis: disfrutan de una relación amistosa y apacible. Piscis flota en un mundo de ensueño, y Libra puede ayudarlo suavemente a enfrentar la realidad. El punto en común entre ambos es la indecisión y su naturaleza dual que los encuentra vacilando y considerando varias opciones a la vez. Como resultado, no se hace nada o lo realizan tardíamente.

Escorpio

Escorpio-Aries: es casi imposible que puedan formar una relación armoniosa. Están constantemente en disputa, incluso en su vida adulta. A ambos les gusta dominar y tienen una ambición desmedida por el poder. Tienen que aprenden a relajarse un poco y dejar de estar contra el otro. Escorpio es más determinante y focalizado que Aries; éste tiene más iniciativa y es más agresivo que Escorpio.

Escorpio-Tauro: al ser signos opuestos, combinan fortalezas y debilidades equilibrándolas. Forman una unión de mucho compromiso. Les gusta desafiarse mutuamente; disfrutando de la competitividad. Su determinación y sus inconsistencias superadas los impulsará a tener una relación formidable.

Escorpio-Géminis: es una experiencia de aprendizaje para ambos. Escorpio es más paciente pero tiende a aferrarse posesivamente a Géminis. A pesar de sus diferencias, los dos pueden divertirse mucho juntos. La dificultad principal es su falta de entendimiento; Géminis es extrovertido, mientras que Escorpio es reservado.

Escorpio-Cáncer: ambos combinan un vínculo dinámico y juvenil que tienden a confundirlo con hermandad. Tienen mucho en común, disfrutando auténticamente de la compañía del otro. En el lado negativo, los dos tienen egos frágiles y son fácilmente susceptibles. El malhumor sobrevuela el ambiente con bastante asiduidad.

Escorpio-Leo: a Escorpio le gusta ser respetado mientras que Leo quiere ser idolatrado. Tienden a aferrarse posesivamente al otro. Cuando Leo brilla, Escorpio está encantado de aplaudirlo. Escorpio quiere sentirse necesitado y Leo quiere ser aprobado. Poseen personalidades diferentes pero su mutuo compromiso mutuo hacen de ellos una familia poderosa y fiable.

Escorpio-Virgo: se complacen del gran respeto que existe entre ellos. Esta relación está basada en la rectitud y la contemplación auténtica. Escorpio aprecia el sentido común del hijo, mientras que Virgo acepta la piedad de Escorpio. A Virgo le gusta ayudar a los demás haciendo servicio y a Escorpio le gusta estar siempre disponible para lo que su hijo necesite.

Escorpio-Libra: tienen una relación vivificadora. Mientras que los progenitores se enfocan en que el hijo tenga más iniciativa; éste trata de aprender tener la fuerza de voluntad de las personas que le dieron la vida. La mejor faceta de esta relación es el apoyo y el compañerismo mutuo.

Escorpio-Escorpio: la relación entre ellos es ardiente e intensa. Ambos demandan tener más tiempo del otro. Se suelen llevar bien pero cuando surjan las disputas, serán feroces y tempestuosas. Como solución a este inconveniente suelen ignorarse por largos períodos. Deben evitar ser tan extremistas en ciertas situaciones.

Escorpio-Sagitario: necesitan darse espacios propios si quieren que su relación crezca. Tendrán que ejercer la paciencia y la tolerancia para asegurar la mínima armonía. Sagitario siempre tiene la mirada en descubrir variedad y novedad. Escorpio es el signo que se consagra en fortalecer los lazos familiares.

Escorpio-Capricornio: la timidez y la introversión los aparta de establecer otras relaciones fuera de la propia familia. De hecho, esto puede estorbar el desarrollo de otros vínculos. Normalmente son solitarios. Forman una combinación única dónde progenitores e hijo disfrutan de un vinculo casi sin apertura al exterior.

Escorpio-Acuario: tendrán que ocuparse para lograr una relación familiar sincrónica. Escorpio es emocionalmente intenso y Acuario demasiado idealista. Aunque ambos tienen una inclinación espiritual compatible de mente, de metas y aspiraciones son bastante diferentes aunque suene paradójico. Escorpio es el más introvertido de los dos y disfruta la soledad, Acuario siempre prefiere estar acompañado.

Escorpio-Piscis: como los dos son signos del elemento agua se entienden a la perfección; siendo dóciles a cualquier controversia que se pudiera presentar. Escorpio es controlador y manipulador, mientras que Piscis es idealista y poco práctico. Piscis ofrece bondad y simpatía que Escorpio estima.


(*) Astróloga, especial para Rouge.